Little Einstein en pared

WP_20140518_002

Fecha realización: Mayo 2014

Como ya habia comentado anteriormente, el dibujo de Fanhunter fue el detonante de que me lanzara un poco mas enserio a querer aprender como aerografiar, a querer mejorar y a intentar superarme haciendo ilustraciones con el aerografo. En su respectiva entrada escribi que “ese trabajo tuvo la culpa” y, de hecho, lo digo de esta forma porque, pese a no tener demasiada calidad (como minimo desde mi punto de vista) sabia perfectamente que eso supondria que otros tambien me pidieran dibujos en las paredes, no remunerados, por supuesto, sino no me quejaria xD.

Pues bien, poco despues de terminar el Fanhunter mi madre comenzo a tantear el terreno para que le dibujara algo en la pared a mi sobrino. Como en aquel momento estaba bastante encoñado con Little Einstein (como todos los chavales de su edad) no me lo pense mucho y comence la busqueda de una imagen que pudiera quedar gracioso en su habitacion.

Una vez tuve claro lo que iba a hacer pase a proyectar la imagen en la pared y transferir un bocetado preliminar para tener una referencia. Apartir de ahi fue mas o menos sencillo, ir enmascarando partes para poder trabajar sin tanto miedo a manchar una parte que no tocara y poco a poco ir avanzando. Esto no quiere decir que no me diera quebraderos de cabeza, ya que era muy novato y al ir a bocetar encontre el que seria mi primer quebradero de cabeza ese dia, la pared estaba estucada.

No es que no supiera que habia estuco en las paredes, simplemente no lo recordaba y no seria un gran problema, ya que es bastante suave, si no fuera porque era mi segundo trabajo en pared y no tenia ni idea de como proceder. Poco a poco fui dando forma a los personajes, color a color, tono a tono, hasta tener la cabina finalizada. Recuerdad que aun no sabia como sombrear y los pobres chavales quedaron un poco planos. Por otro lado, puesto que los dibujos originales tampoco tienen demasiado volumen nadie noto demasiado la diferencia.

Una vez termine la cabina comenzo lo divertido, hacer la nave fue mucho mas ameno, mas entretenido, me deje llevar, me atrevi a intentar sombrear partes y a hacer algunos detallitos menores. Recuerdo que quede muy contento al hacer este trabajo, a mi sobrino le encanto la sorpresa y, a dia de hoy, continua en la pared. Por cierto, recordad que si la pared se pinto con pinturas de mala calidad y enmascaramos con cinta de carrocero es posible que al estirar os podais llevar trozos de esta pintura y estropear la ilustracion.

 

 

Deja un comentario