Mi equipo II

En Agosto del 2014 mi cutre compresor decidió pasar a mejor vida, nunca me he molestado en abrirlo y mirar que le pasa pero me imagino que la membrana se abra rajado, ya que sigue funcionando pero no lanza aire a través de la manguera. Por este motivo me puse a buscar como un loco un compresor nuevo y, tras mucho buscar encontré una oferta que no pude  resistir.

Un compresor de aceite, con calderín de seis litros y ultrasilencioso, de hecho a veces hasta me lo dejo encendido porque al no escucharlo se me olvida que lo tenia encendido xD.

WP_20140816_001

El chaval que me lo vendió se porto como un campeón y me regalo por sorpresa un aerógrafo que o es malo o esta hecho polvo, ya que nunca he conseguido que vaya medio bien y unas cuantas pinturas de las carillas.

Unos meses antes, ademas, me habían regalado mi primer aerografo con cara y ojos, el Iwata Eclipse HP-CS. De pasar de pintar con aerógrafos baratos a usar este fue todo un mundo, mayor precisión, las piezas bien apretadas, todo afinado al milímetro. Un lujazo comparado con lo que usaba anteriormente.

WP_20140615_001

Ya que estaba haciendo crecer mi equipo adquiri por 30€ un limpiador de ultrasonidos. Usando este aparato se puede apreciar la diferencia de calidad entre un Iwata y los Chaves o las copias chinas. El Iwata soporta disolventes y el limpiador sin problema, los otros no quiero ni imaginar que les pasaría con el disolvente y, al meterlo en el ultrasonidos, se desmonta hasta el pistón del aire.

Como no podía ser menos personalice el compresor. Use motivos del The Legend of Zelda y quedo así. El color original aparte de ser feísimo estaba bastante guarro.

WP_20140827_003

Deja un comentario